Antona.antonA: espectro

sábado, junio 24, 2006

espectro

9 comentarios:

Blogger Su ha dicho...

gostei das cores
jocas maradas

2:35 p. m.  
Blogger Gab ha dicho...

Esta es una nueva era de Antona para mi, un nuevo mundo.
Siempre trabajando, siempre probando nuevos caminos, te felicito.

No dejes de lado este sector eh.

5:20 p. m.  
Blogger Mentacalida ha dicho...

Que te digo...Maestro de las imagenes?
Esta me encantó.

besotes de mi.
Menta

6:27 p. m.  
Blogger Freyja ha dicho...

una imagen bella
ademas los colores son hermosos
un abrazo y que estes muy bien, te dejo de nuevo mis felicitaciones por esto tan bello
que sea un bello fin de semana, mi abrazo y un beso grande




besos y sueños

10:38 p. m.  
Blogger María Pastora Campos ha dicho...

....un sueño en que se ven las piedras del camino...

12:20 a. m.  
Blogger Kadannek ha dicho...

Espectro... gran título, podríamos hablar de qué es un espectro por ejemplo, pero quizás esa no sea la idea.

¿qué proyecta esta imagen, qué quiere decir? ¿habrá un "espectro" alli o la persona de la imagen se "sentirá" como tal? y en ese caso ¿cómo sentirá un espectro (si es q sienten)?


Gran trabajo, como todos.
felicitaciones.

10:46 p. m.  
Blogger MYE ha dicho...

Q alegría nos das.

4:11 p. m.  
Blogger La Noche ha dicho...

que bonita combinaciòn de colores, dejaria una nota en cada foto son preciosas FELICIDADES, me ha encantado tu rincón

11:48 p. m.  
Anonymous Niebla ha dicho...

La lectura del poema me recordó tu hermosa composición.

Abrazos.
-----------------------------

CARTA AL ESPECTRO DE LA TRISTEZA

Si la risa ya no es la risa,

sino un columpio

que agita el acompasado hastío

con sus manos trémulas.

Si un libro ya no es un libro,

sino un cubo de arena

donde los muertos, por sorpresa,

se rozan en cada palabra.

Si un idiota ya no es un idiota,

sino un fugitivo

que juega con los niños

y espanta nebulosas palabras.

Si un beso ya no es un beso,

sino un adiós de cera

que se derrite en soledad

como si no hubiera existido.

Si la felicidad es una comedia

y el dolor su escenario.

Si sólo usted, distinguida señora,

es la única de las mentiras

que deja un poso indeleble,

como el vino turbio

en el fondo de un vaso,

¿por qué tengo que apurar

de un trago esta noche

todo lo que su boca ofrece,

si cada día puedo saborear

una nueva traición en sus labios?

Francisco Merino

3:20 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal